Antecedentes

Con este objetivo los días 2, 3 y 4 de Octubre del año 2000 se celebró en San Sebastián (España), un Seminario para la creación de la Red Iberoamericana de Documentación Judicial, al que asistieron representantes de Cortes Supremas y Consejos Nacionales de la Judicatura de veinte estados iberoamericanos.

En las conclusiones aprobadas se constataba la importancia que, para la mejora de la calidad de las resoluciones judiciales y la mejor formación de los titulares del Poder Judicial, tiene un acceso eficiente a la Información Jurídica, que debe ser facilitada por órganos especializados, tales como Unidades o Centros de Documentación, que la sistematicen, gestionen y procesen y que dichos órganos deben integrarse en estructuras con vocación de permanencia que permitan la sostenibilidad del proyecto.

También se dejó constancia de la necesidad de integración de todos los Centros y Unidades de Documentación Jurídica en una Red que los interconectara de modo estable y que diera servicio a todos los jueces y magistrados integrantes del Poder Judicial. Y se asumió la enorme importancia del trabajo desarrollado en el marco de las Cumbres de Presidentes hasta la fecha, con el impulso que supuso la Red IUDICIS.

Se propuso para conseguir este objetivo la creación de una Red, IberIus, integradora de las distintas iniciativas existentes hasta la fecha, y se acordó el establecimiento de una Secretaria, cuya inicial coordinación se atribuyó a España, que se responsabilizó de la elaboración de un Plan de acción que posibilitara la operatividad de la Red con la mayor brevedad.

Posteriormente, en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), los delegados participantes en el Seminario Preparatorio de la Cumbre de Presidentes de Tribunales y Cortes Supremas celebrado los días 13, 14 y 15 de Noviembre de 2000, dejaron constancia de la trascendencia que tiene un acceso eficiente a información jurídica para la mejora de la calidad de las resoluciones judiciales y de la formación de los titulares del Poder Judicial.

Además, el progresivo fortalecimiento de las Unidades de Documentación en todos los países, la mejora de la capacidad profesional de sus responsables y la mejora de la cantidad y la calidad de la información suministrada, la Red constituirá un importante factor de desarrollo, por lo que asumieron e hicieron propias las conclusiones alcanzadas en la ciudad de San Sebastián, y tomaron conocimiento del Plan de objetivos y acciones presentado en Santa Cruz de la Sierra por la Secretaría de la Red, alcanzando al respecto las siguientes conclusiones:

"Se acuerda la creación de la Red Iberoamericana de Documentación Judicial cuyo nombre es IBERIUS, que integrará como componente de la misma a la Red IUDICIS...". Igualmente se fijaron los "objetivos y generales y específicos, que deben guiar el desarrollo de la Red" y se acordó la aprobación del Plan de Acciones y cronograma.

Este proyecto se vio impulsado y fortalecido en dicho seminario celebrado en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), en el que se debatieron y aprobaron los primero borradores de Proyectos nacionales y el Proyecto de Red, así como el borrador de normas de funcionamiento y primer curso de capacitación. Posteriormente fue ratificado en el II Encuentro de Consejos de la Judicatura celebrado en Barcelona, (España), los días 26, 27 y 28 de marzo de 2001.

Debido a la diferente situación de partida en la que se encuentra cada país adherido a la red Iberius el proyecto es de desarrollo asimétrico y cada país asume como propios objetivos a corto, medio y largo plazo diferentes.

Finalmente, la VI Cumbre Iberoamericana de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia (Tenerife, España, mayo 2001), ratifica los objetivos y proyectos nacionales y pone en marcha las actividades de la Red como tal.